Ejercicios simples y efectivos para la eyaculación precoz

La eyaculación precoz no es algo de lo que los hombres se deben avergonzar, ya que este problema se puede presentar por diversidad de motivos.

Primero, por un problema psicológico, segundo, por momentos de angustia y estrés que generan este trastorno y tercero por motivos biológicos. La mujer tampoco es la responsable de esto, pero si es necesario de su apoyo para solucionarlo.

Pero antes de nada, te recomiendo que leas mi historia con la eyaculación precoz aquí

Ejercicios para la eyaculación precoz

Ejercicios de respiración para la eyaculación precoz

Voy a empezar dándote los ejercicios que mejorarán instantáneamente tu desempeño, pues te relajarán y harán que tu cuerpo responda mejor ante cualquier actividad, sea esta sexual o no.

Se trata de los ejercicios de respiración. Y es que la mayoría de ocasiones podrás estar respirando, pero no de la manera más efectiva. La respiración está íntimamente ligada con el control de la eyaculación. Más adelante lo comprobarás.

Primero, tienes que inhalar aire de manera profunda, tomando aire y llevándolo hasta el fondo de tus pulmones. Si lo haces correctamente, el abdomen se comenzará a inflar, ya que a esta misma altura está la parte más baja de los pulmones.

Debes inspirar y sentir cómo este ejercicio te relaja, cómo hace que tu cuerpo se sienta mejor y cómo fluye el vigor en él.

Después realiza la exhalación, sacando el aire de manera lenta, con lo que podrás ver el regreso gradual de tu abdomen a su tamaño original.

El aire que vas sacando no debe hacer ningún tipo de ruido. Solo exhala sin sentir que debes hacerlo rápido. Esto te relajará aún más.

Practícalo a diario hasta lograr que se vuelva un hábito en ti inspirar de manera profunda y exhalar sin prisas.

Clic Aquí para saber cómo conseguí durar hasta 30 minutos en la cama!

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel tienen como principal misión lograr reforzar los músculos pelvianos, músculos que se encargan de controlar la eyaculación precoz. Pero, ¿en qué consiste realmente esta técnica?

¿Cuáles son los pasos a seguir para lograr unos resultados óptimos frente a la eyaculación precoz?

La técnica es sencilla. Los hombres que deseen realizar ejercicios para eyaculación precoz y opten por esta técnica tendrán que seguir estos simples pasos.

En el momento que el hombre se disponga a orinar, éste deberá detener la acción, es decir, deberá evitar orinar y controlar conseguirlo. Es decir, se trata de practicar detener el flujo de orina.

Es necesario repetir este ejercicio varias veces a lo largo del día, siendo aconsejables unas 30 repeticiones, ya que de este modo se consiguen contraer y relajar los músculos pelvianos, logrando ganar un mayor control sobre los mismos. Es importante que transcurran al menos 5 segundos entre repetición y repetición.

Aunque se trata de un ejercicio que se recomienza realizar cuando más veces a lo largo del día mejor, nunca es aconsejable superar las 90 ó 100 repeticiones por día. La práctica de estos ejercicios para eyaculación precoz puede marcar una gran diferencia en tus relaciones sexuales.

Una de las principales ventajas de estos ejercicios es que pueden ser practicados en cualquier momento del día, y tan solo te quitará unos 5 minutos de tu tiempo. Es importante señalar que si en algún momento comienzas a sentir dolor, deberás tomarte un respiro y dejar descansar tus músculos.

Masturbación controlada

Hasta ahora te he brindado dos ejercicios para curar la eyaculación precoz que te harán ganar concentración y, pero con la masturbación controlada pondrás a prueba los resultados que consigas a medida que realices tales ejercicios.

Empieza a masturbarte y cuando estés a punto de eyacular, detente y toma una inspiración profunda a la vez que contraes el músculo pubococcígeo. Si te has entrenado bien con los ejercicios anteriores, lograrás detener tu eyaculación.

Método Start and Stop

Mediante este método (conocido en español como el método de parar y arrancar, vamos a intentar conseguir un mayor control sobre nuestro cuerpo.

¿Cómo vamos a conseguir esto? Pues es muy sencillo. Vamos a intentar conocer cual es el punto crítico en el que ya no hay vuelta atrás, para conseguir parar justo antes de ese momento.

Para conseguirlo, lo que debes hacer es masturbarte, y notar las sensaciones de tu cuerpo justo antes de eyacular. Cuando las conozcas bien, vas a saber en qué momento vas a eyacular, y vas a tener una mayor consciencia, pudiendo así parar justo antes de terminar.

Una vez consigas parar, respira hondo durante unos segundos, y vuelve a comenzar de nuevo todo el proceso. Es algo difícil de controlar las primeras veces, pero a medida que lo realices y tengas práctica, vas a ver que es mucho más sencillo de lo que parece.

Ante esto es importante tener en cuenta que la masturbación debe ser lo más larga posible, llegando incluso a los 20 – 30 miutos para así después poder disfrutar más con la pareja.

>>> Todos estos ejercicios te ayudarán a durar más tiempo en la cama, pero si quieres tener un control completo y durar el tiempo que desees, haz click aquí <<<

Leave a Reply