Cómo afecta la eyaculación precoz a la pareja

Cómo afecta la eyaculación precoz a la pareja

La eyaculación precoz es un trastorno que consiste en la incapacidad de controlar la expulsión de semen durante las relaciones sexuales, la cual se produce precipitadamente y de manera espontánea afectando negativamente a la pareja.

Este trastorno puede deberse a causas físicas, psicológicas o transitorias que puede suponer una mezcla de ambas y en este último caso, el problema se disuade sin requerir ningún tipo de tratamiento cuando la causa originaria desaparece.

La eyaculación precoz y los problemas de pareja

Es importante distinguir entre un trastorno permanente y las circunstancias transitorias para solicitar asistencia profesional cuando resulte necesario. La eyaculación precoz comienza a considerarse un problema cuando se prolonga en el tiempo durante más de dos meses de manera continuada.

La eyaculación precoz suele ser uno de los principales motivos de consulta entre parejas de todas las edades y es un trastorno bastante común, aunque todavía existen muchos tabúes y estereotipos acerca de esta patología que impiden a las parejas hablar del tema abiertamente con el consiguiente deterioro de la relación que eso supone.

La falta de diálogo interfiere negativamente en la relación y negarse a aceptar el problema o a buscar ayuda, no hace más que prolongar la pesada carga que supone lidiar con una situación en la que ambos miembros están insatisfechos.

Por un lado, el hombre siente una gran presión ante la imposibilidad física de satisfacer a su pareja por los medios que antes lo hacía y la mujer por su parte, también se siente insatisfecha en sus relaciones sexuales y en ocasiones responsable de no resultar lo suficiente atractiva para su pareja o despertar el deseo en el otro miembro.

Las tensiones derivadas de una situación tan estresante como esta, a menudo suelen producir una falta de interés en el sexo por parte de uno o ambos miembros, porque inconscientemente se trata de eludir el problema evitando enfrentarse a él y la prolongación de estas circunstancias da lugar a nuevas insatisfacciones, malos entendidos y reclamos, que terminan por desgastar todavía más la  relación.

Reconocer el problema y tomar acción en los comienzos puede acortar significativamente el tiempo de recuperación y en este punto, la actitud de la pareja resulta igual de importante, pues se deben evitar a toda costa las culpas y reproches, entendiendo la situación como un problema de dos, o como uno de los muchos obstáculos a los que tendrán que enfrentarse como pareja y que podrán dejar atrás una vez concluida la terapia.

Los tratamientos para la eyaculación precoz pueden ser de tipo farmacológico cuando las causas que la originan son de tipo físico, pero también puede requerir terapia psicológica cuando los motivos son de tipo emocional y en estos casos, el tratamiento suele incluir a los dos miembros de la pareja para detectar posibles actitudes o comportamientos que puedan estar causando bloqueos mentales o interfiriendo de manera indirecta en un segundo plano sin que nadie los haya detectado.

La mejor guía para terminar con la eyaculación precoz

Guía para terminar con la eyaculación precoz: maestro del orgasmo

El mejor tratamiento natural para la eyaculación precoz

Tratamiento natural para la eyaculación precoz